Foro creado debido a la destrucción del primero. Descansa en paz, Foro Focken.
 
ÍndicePortalRegistrarseConectarse
Comparte | 
 

 Bleach History

Ir abajo 
AutorMensaje
Jeral

avatar

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 22/09/2010
Edad : 27

MensajeTema: Bleach History   Dom Jun 19, 2011 9:11 pm

1 - RENACER
Dos personas caminaban por los bosques del Rukongai. Ambos llevaban una espada en la cintura, y también tenían un gran parecido físico lo que parecía indicar que tenían algún tipo de parentesco.
Tras una larga caminata, llegaron a un claro en un bosque.
– ¿Estás seguro de que es aquí, hermano?- dijo uno de ellos.
– Si no estuviera seguro no habría venido aquí.- dijo el otro, llevándose una mano a su espada.
– ¿Quien anda ahí?- dijo una voz, antes de que aquel tipo desenvainara- ¿Quienes sois vosotros?
Un hombre vestido como un shinigami apareció y se quedo mirándolos con un gesto de desaprobación.
– Acaba con él, Inu-Yasha.- dijo el hombre que mantenía agarrada su espada.
– Esto sera divertido.- dijo desenvainando la espada.
El hombre se lanzo contra el shinigami. El shinigami desenvaino su espada para defenderse. El hombre estuvo a punto de herirle dos veces, pero por suerte consiguió esquivar los ataques.
– Si esto sigue así va a matarme de verdad. - Pensó el shinigami.
Después de esquivar un nuevo ataque, el shinigami comenzó a alejarse de allí.
– ¡No escaparas!- dijo el hombre siguiendole rápidamente.
– Maldita sea no me sigas.- decía el shinigami mientras intentaba escapar.
– ¡Muere!- dijo el hombre lanzándose nuevamente contra el shinigami.
Sin embargo, antes de que Inu-Yasha alcanzará al shinigami, algo le dio un golpe tirándolo al suelo.
– ¿Se puede saber que estas haciendo, Omaeda?- dijo una voz de mujer.
El shinigami miro a la mujer que estaba delante de él, llevaba unas ropas de shinigami al igual que él, pero ella además llevaba una túnica blanca sin mangas.
– Ca...Capitana Soi Fong.- dijo el shinigami.
– ¡Maldita!- dijo Inu-Yasha enfadado mientras se levantaba- ¿Quien demonios eres tu?
– Eso debería decir yo.- dijo la capitana- Esta es una zona prohibida,
¿qué estas haciendo aquí?
– Eso no es de tu incumbencia.- dijo el hombre.
– Noto otra energía espiritual.- pensó la mujer- Omaeda, ¿qué significa esto?
– ¿A qué se refiere, Capitana?- dijo el shinigami.
– Sabes que esta zona esta bajo nuestra supervisión, y aún así estabas
huyendo, dejando a los intrusos por aquí.- dijo mirando a su subordinado con una mirada de furia.
– Lo siento mucho, capitana.- dijo intentando disculparse- Pero iba a pedir ayuda, estos tipos son muy fuertes.
– Ya hablaremos después.- dijo la mujer- Por ahora encargare de éste, yo iré a por el otro.
La mujer utilizo su shumpo, un movimiento típico de los shinigamis, con el que podían recorrer una gran distancia con un solo paso.
– No dejare que molestes a mi hermano.- dijo Inu-Yasha atacando a la mujer que pasaba por su lado.
– ¡Destroza Gegetsuburi!- dijo Omaeda.
Su katana se transformo en una enorme bola de pinchos unida a una larga cadena que estaba sujeta al mango de la katana. Omaeda le lanzo la enorme bola, la cual dio de lleno en Inu-Yasha.
– Veo que tienes prisa por morir.- dijo el hombre levantándose después de recibir el golpe- ¡Aniquila Tessaiga!
La espada del hombre se transformo en una gran espada con forma de colmillo.
– No... No puede ser... Solo los shinigamis pueden tener una zanpakuto.- dijo el shinigami- ¿Como es posible que tengas una zanpakuto?
– ¿Cuando dije que yo no era un shinigami?- pregunto Inu-Yasha- Preparate.
Inu-Yasha se lanzo contra Omaeda una vez mas.

Soi Fong había llegado hasta el claro, donde estaba el otro tipo.
– Ese estúpido de Inu-Yasha, ¿ha perdido?- dijo dandose la vuelta para ver a quien acababa de llegar- Oh, si es un capitan del Gotei 13.
– Esta es una zona prohibida, ¿qué estas haciendo aquí?- pregunto la mujer.
– ¿De que te servirá saberlo, si vas a morir?.- dijo el hombre.
De pronto en un abrir y cerrar de ojos, el hombre se coloco justo delante de Soi Fong, y la ataco. La mujer paro, con unos reflejos increibles, el puñetazo de su rival, y le dio una patada lanzandole por los aires.
– Nada mal.- dijo el hombre.
– ¡No me subestimes!- dijo utilizando su shumpo para aparecer a su lado y seguir atacandole.
Sin embargo, en esta ocasión el hombre consiguió detener todos sus golpes.
– ¿Esto es todo?- pregunto el hombre- ¿Esperaba mas de un capitán?
– Te he dicho que no me subestimes.- dijo la mujer desenvainando su katana.
De pronto el hombre se vio rodeado por un motón de shinigamis vestidos como ninjas.
– Veo que no sabes que cuando la capitana de las fuerzas especiales desenvaina su espada, todo el escuadrón se abalanza contra mi rival.-
explico la mujer.
Pese a estar rodeado por todo un escuadrón, el hombre seguía sonriendo con aires de superioridad.
– ¡Atacad!- dijo la mujer enfadada.
Todos los miembros de las fuerzas especiales se lanzaron contra el hombre. Éste utilizo el shumpo para salir de ahí, y justo cuando el hombre se hubo alejado se escucho un grito:
– ¡Viento Cortante!
El ataque acabo con todos los miembros del escuadrón. Soi Fong miro
hacía el lugar de donde había venido el ataque, y vio a Inu-Yasha sujetando su espada liberada.
– Ese estúpido de Omaeda.- dijo la capitana- No ha acabado con el otro.
Soi Fong se dio cuenta de que el otro tipo contra el que estaba luchando estaba caminando tranquilamente por el aire.
– ¡No escaparás!- dijo la mujer usando su shumpo y colocandose detrás de él- ¡Mata con tu picadura, Suzumebachi!
La espada adopto la forma de un aguijón que cubría el dedo corazón de su mano derecha. Cuando fue a atacar al hombre, este lo detuvo fácilmente agarrándola por la muñeca.
– Eres débil.- dijo el hombre, alargando su mano libre hasta situarla justo delante de la cara de la capitana- ¡Hado 31: Shakkaho!
La bola de energía impacto directamente contra la capitana, que cayo inconsciente.
– ¡Capitana!- dijo Omaeda, apareciendo de repente y cogiendo a su capitana antes de que cayera al suelo.
Después uso el shumpo para alejarse de allí lo mas rápido posible.
– ¡Maldita bola de sebo!- dijo Inu-Yasha- Se me ha escapado, lo siento hermano.
– No tiene importancia.- dijo el hombre- Nuestro cometido es otro. Acabemos de una vez.
El hombre desenvaino su espada. Y tras pronunciar su nombre, el filo de ésta se volvió de color azulado. Con la espada en ese estado, el hombre realizo una estocada hacía el suelo, sin dejar ninguna marca aparente.
– ¿Funcionará?- pregunto Inu-Yasha.
Al escuchar aquello, el hombre le dio un puñetazo a su hermano.
– ¡Maldito! ¿A que ha venido eso?- dijo enfadado.
– Eso es por dudar de los poderes de mi zanpakuto.- dijo el hombre- Ya sabes que mi Tenseiga puede revivir a los muertos.
Tras decir eso, algo debajo de la tierra comenzó a moverse. Una mano salio de debajo de la tierra, seguida del cuerpo de un hombre.
– ¿Donde estoy?- pregunto el hombre cuando salió por completo.
– Ha pasado mucho tiempo, padre.- dijo el hombre que le había revivido.
Volver arriba Ir abajo
Jeral

avatar

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 22/09/2010
Edad : 27

MensajeTema: Re: Bleach History   Jue Jun 23, 2011 9:41 pm

2 – TAKEMARU
– ¡Capitana Unohana! ¡Capitana Unohana!- gritaba Omaeda delante del cuartel de la 4a división.
Sus gritos provocaron que varios miembros de la división salieran del cuartel enfadados, pero todos se quedaron alucinados al ver el estado de la capitana que Omaeda llevaba en brazos. Finalmente apareció la capitana Unohana seguida por su subcapitana Isane.
– ¿Qué ocurre?- pregunto.
Sin embargo, su pregunta quedo respondida en cuanto vio a la capitana Soi Fong inconsciente en los brazos de Omaeda.
– Rápido llevemos la dentro.- dijo la capitana de la 4a división.
Una vez que acomodaron a Soi Fong en una cama, Unohana mando a Isane a por unas medicinas.
– ¿Qué ha ocurrido?- pregunto a Omaeda, después de que su subcapitana saliera de la habitación.
– Estábamos vigilando en bosque de Takemaru, cuando aparecieron unos tipos, yo me enfrente a uno de ellos y la capitana al otro.- explico
Omaeda- El tipo al que se estaba enfrentando la capitana, consiguió bloquear su ataque y después le lanzo un kido dejándola en ese estado.
– ¿En el bosque de Takemaru has dicho?- repitio la capitana Unohana.
Al poco tiempo llego Isane con las medicinas que le había pedido la capitana Unohana.
– Encargate tu de la capitana Soi Fong, Isane.- dijo Unohana- Voy a avisar de esto al capitán general.
La capitana de la 4a división salió de la habitación.
– Debe haber sido un rival increiblemente fuerte, para haber dejado en ese estado a la capitana Soi Fong.- comento Isane.

Inu-Yasha, su hermano y el padre acaban de llegar a una casa en las afueras del Rukongai Norte. La casa no era muy grande, pero tenía varias habitaciones, y un gran salón donde en el centro había una imitación de un trono.
– Veo que lo ha conseguido, señor Sesshomaru.- dijo una voz desde las sombras.
– ¿Quien anda ahí?- pregunto el padre de aquellos hombres.
– ¿No me reconocéis, señor Takemaru?- dijo la voz, saliendo de la sombras para que la luz dejará visible su cara.
– ¿Jaken?- dijo Takemaru sorprendido al ver a la persona que estaba ante él- Estas hecho un vejestorio.
– El tiempo no pasa en balde, señor.- dijo Jaken.
– Imagino que ese maldito Yamamoto Genryusai será también un vejestorio, si es que no ha muerto claro.- comento Takemaru
sentándose en el trono.
– Lamento decirle que Yamamoto Genryusai sigue vivo, y permanece como líder de las 13 divisiones del Seireitei.
– Esa es una buena noticia.- dijo Takemaru sonriendo- Sin él, mi venganza no tendría sentido. Por cierto, ¿donde esta mi zanpakuto?
– Aún no la hemos encontrado padre.- dijo Sesshomaru.
– ¡¿Como?!- dijo Takemaru enfadado- Mira que sois imbéciles. En ese caso, traed aquí a Totosai.
– ¿Totosai?- repitio Inu-Yasha extrañado.
– ¿El experto en zanpakutos?- pregunto Sesshomaru.
– Si, él debe saber donde se encuentra mi zanpakuto. - dijo Takemaru.
Sesshomaru e Inu-Yasha salieron de la vivienda para buscar a Totosai, el experto en zanpakuto.


Todos los capitanes se habían reunido en el cuartel de la 1a división donde solían celebrarse todas las reuniones. En ella estaban presentes todos los capitanes, exceptuando a Soi Fong, que aún estaba inconsciente, y ademas tampoco había capitanes por parte de las divisiones 3, 5 y 9, ya que estas divisiones se encontraban actualmente sin capitán.
– La reunión urgente de capitanes va a comenzar.- dijo Yamamoto Genryusai golpeando el suelo con su bastón de madera- Antes de nada,
imagino que todos sabéis que es lo que se encuentra en el bosque de Takemaru, ¿verdad?
– Si, los restos de un antiguo shinigami, llamado Takemaru de Setsuna.- respondió Ukitake capitán de la 13a división.
– ¿Takemaru de Setsuna?- repitio Kenpachi, capitán de la 11a división- ¿Quien demonios es ese?
– ¿No lo sabe, capitán Zaraki?- pregunto la capitana Unohana- Eso es algo que todos los capitanes deben saber.
– No me interesan los muertos.- dijo Kenpachi.- Solo me interesan las personas vivas y fuertes contra las que puede pelear.
– Que barbaridad.- dijo el capitan Kurotsuchi, de la 12a división.
– ¿Has dicho algo, eh?- pregunto el capitán Kenpachi, pues le acababa de molestar el comentario que había hecho el capitán de las 12a división.
– Takemaru de Setsuna.- interrumpio el capitán general, antes de que contestara Mayuri Kurotsuchi- Era un shinigami que estuvo a punto de
destruir por completo la sociedad de almas en una ocasión. Cuando finalmente fue reducido, se decidió enterrarle en un bosque apartado
del Seireitei, pues no merecía descansar junto al resto de shinigamis, a los que el mismo había matado.
– ¿Y que ocurre con esa persona?- pregunto Byakuya, el capitán de la 6adivisión.
– La capitana Soi Fong fue atacada durando su guardia de aquel lugar.- explico el capitán general- Y hace un rato envié a un par de
subordinados a inspeccionar la zona, y resulta que en el lugar donde debían estar los restos de Takemaru, solo había un gran agujero y ni
rastro de los huesos.
– ¿Y para que querrían los huesos los atacantes?- pregunto Komamura, capitán de la 7a división.
– Lo mas propable es que Takemaru halla sido revivido.- dijo un viejo entrando en la habitación junto al subcapitan de la 1a división.
– Totosai, has llegado.- dijo Yamamoto al ver al viejo.
– Si lo que he escuchado es cierto, estoy seguro de que Takemaru ha sido revivido.- dijo el viejo.
– ¿Que tonterias suelta este viejo?- dijo el capitán Kurotsuchi- ¿Como es posible que haya sido revivido?
– Hay una zanpakuto que es capaz de revivir a los muertos.- respondió Totosai.
A todos los capitanes les sorprendió aquel comentario.
– También estoy seguro de que Takemaru querrá recuperar su zanpakuto.- dijo el viejo Totosai.
– En ese caso, se declara el estado de emergencia.- dijo el capitán general- Nos dedicaremos a buscar a Takemaru por toda la sociedad
de almas, hay que dar con él cuanto antes. Además uno de los capitanes deberá ir a la ciudad de Karakura, pues es allí donde esta sellada la
zanpakuto de Takemaru. Capitán Hitsugaya de la 10a división, ese será su cometido. Irá al mundo humano, cuente le esto a Kisuke Urahara, su
ayuda nos será útil.
– Si.- dijo el capitán Hitsugaya.
– El resto de divisiones nos dedicaremos a vigilar el Rukongai y el Gotei 13 para hallar a Takemaru. Se levanta la sesión.- dijo Yamamoto
Genryusai.
Todos los capitanes se fueron marchando de la sala, algunos hablando entre ellos en susurros.
Volver arriba Ir abajo
Jeral

avatar

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 22/09/2010
Edad : 27

MensajeTema: Re: Bleach History   Jue Jun 30, 2011 12:05 am

3 – EL PROTECTOR DE KARAKURA
La ciudad Karakura, una ciudad tranquila con una gran cantidad deespíritus incapaces de ascender al mas allá, debido a eso también es una ciudad con una fuerte actividad hollow, ya que estos monstruos se alimentan de los espíritus. Para defender a los espíritus inocentes de los hollow, un shinigami suele viajar desde la Sociedad de Almas para proteger la ciudad.
Para esa misión fue asignada una shinigami de la 13a división llamada Rukia Kuchiki, pero en una ocasión fue herida por hollow, así que le traspaso sus poderes de shinigami a un joven humano para que éste pudiera defender a su familia que estaba siendo atacada. Ese humano, llamado Ichigo Kurosaki, se encarga de proteger ahora a la ciudad de Karakura, con la ayuda de Rukia.
Ichigo se encontraba ahora en el instituto. Estaba distraído mirando por la ventana, sin prestar atención al profesor, cuando escucho un pequeño sonido al lado suyo. En el pupitre de al lado estaba sentada Rukia, y algo estaba sonando en su bolsillo. Sin que el profesor la viera, Rukia saco una especie de móvil, que estaba vibrando, haciendo un pequeño ruido.
– Ichigo.- dijo mirando al chico que estaba a su lado, después de haber mirado el móvil.
Ichigo asintió con la cabeza, y saco algo del bolsillo. Era una especie de insignia, que le habían dado en la Sociedad de Almas, se golpeo el pecho con ella, y su alma salio de su cuerpo vestida con una ropa de shinigami y una gran espada a la espalda.
– ¡Oh, Kurosaki! ¿Qué te ocurre?- comenzó a gritar Rukia, cuando el alma de Ichigo había abandonado su cuerpo.
– ¿Que ocurre, Kuchiki?- dijo el profesor centrando su atención en la chica que no paraba de gritar.
– Parece que Kurosaki se ha desmayado, lo llevare a la enfermería.- dijo cogiendo el cuerpo del chico y saliendo rápidamente del aula.
Una vez fuera, Rukia saco de su bolsillo un caramelo y se lo comió. Al igual que Ichigo, su alma abandono el cuerpo, sin embargo a diferencia de lo que había ocurrido con el chico, en el cuerpo de la chica se había introducido un alma modificada que se encargaría de mantener el cuerpo sano y salvo.
– Mira lo que me obligas a hacer.- dijo Rukia dándole un golpe a Ichigo en la cabeza- ¿Cuantas veces tengo que decirte que no utilices tu insignia de shinigami tan a la ligera dejando tu cuerpo por ahí tirado?
– Deja la charla para después.- dijo Ichigo.
– Cuida del cuerpo de Ichigo también.- le dijo Rukia al alma modificada que estaba en su cuerpo.
– Si, señorita Rukia.- dijo el alma.
Ichigo y Rukia salieron por la ventana y se marcharon a por el hollow que acababa de aparecer en la ciudad.

Ambos shinigamis llegaron a un cementerio, y vieron a un pequeño espíritu intentando huir de un monstruo que le perseguía. Rápidamente Ichigo agarro su espada y se lanzo contra el hollow. Con su primer ataque Ichigo consiguió cortarle un brazo al hollow.
– Es un hollow débil.- dijo el chico apoyando su espada entre sus hombros.
– Ichigo, idiota no lo subestimes.- dijo la chica acercándose a él.
El hollow completamente enfadado golpeo a Ichigo, quien no fue capaz de esquivar el golpe. El golpe lanzó al shinigami contra templo que había en el cementerio.
– ¡Ichigo!- grito Rukia.
El hollow avanzo rápidamente hacía donde estaba Rukia.
– (¿Es mas rápido?)- pensó sorprendida.
El hollow la golpeo a ella también enviándola contra las tumbas.
– Ahora me has enfadado.- dijo Ichigo levantándose.
El hollow abrió la boca en dirección al chico, y comenzó a cargar un rayo rojo.
– ¿Un cero?- dijo soprendido, cuando el hollow lanzó el rayo rojo.
– ¡Cabalga sobre los cielos, Hyorinmaru!- dijo una voz, apareciendo detrás de Ichigo.
Un dragón de hielo se estrello contra el rayo rojo lanzado por el hollow, congelando tanto al rayo como al hollow y convirtiéndolos en una estatua de hielo.
Un chico de pelo blanco con ropas de shinigami y una túnica blanca se coloco delante de Ichigo.
– Tu eres...- comenzó a decir Ichigo al ver al chico.
– ¿Qué ha sido eso, Kurosaki?- dijo el chico- Tu deberías haber sido capaz de derrotar a ese hollow con facilidad.
– ¡Toshiro!- dijo finalmente Ichigo, ignorando el comentario del chico.
– ¡Llámame capitán Hitsugaya!- corrigió el chico enfadado.
– Capitán Hitsugaya.- dijo Rukia tras levantarse y ver al chico que acababa de aparecer.- ¿Qué esta haciendo aquí?
– ¡Capitán!- grito una voz femenina.
Una mujer de pelo largo anaranjado apareció y se situo al lado de su capitán.
– Al fin te alcanzo capitán.- dijo la chica cogiendo aire- No vuelva a salir corriendo de esa manera, hombre.
– ¡Rangiku!- dijo Ichigo mirando a la mujer.
– Oh, Ichigo, ¿como te va?- saludo la mujer cuando se percato de la presencia del chico- Oh, Kuchiki, ¿tu también estás aquí?
– Subcapitana Matsumoto.- saludo Rukia.
– ¿Qué estáis haciendo aquí?- pregunto Ichigo.
– Hemos venido a hablar con Kisuke Urahara.- contesto el capitán- Kurosaki, Kuchiki, será mejor que vosotros también vengáis.
Ichigo y Rukia asintieron con la cabeza y siguieron al capitán Hitsugaya hasta la tienda de Urahara.

Takemaru estaba sentado en su trono, inquieto, no paraba de mover los dedos.
– ¿Qué le ocurre, señor Takemaru?- dijo Jaken, al ver a su señor tan inquieto.
– Esos malditos imbéciles, tardan demasiado.- dijo Takemaru enfadado- Ya deberían estar aquí junto a ese viejo inútil de Totosai.
– Le ruego que no se altere, señor, pronto estarán aquí.- dijo Jaken- Por cierto hay algo que aún no le he dicho.
– ¿Qué es?- pregunto Takemaru con curiosidad.
– Durante su “ausencia”, nos hemos dedicado a reclutar a varios shinigamis para que se unan a usted.- comento Jaken- Y he de decir
que hemos tenido cierto éxito, hemos reclutado a varias personas bastante fuertes, las cuales están ahora mismo infiltradas entre las 13
divisiones del Gotei 13.
– ¿Como de fuertes?- pregunto Takemaru.
– Podría decirse que están al nivel de los subcapitanes.- respondió Jaken- O tal vez son incluso mas poderosos que estos, no sabría
decirle con exactitud. Obviamente están siendo muy precavidos, no muestras todas sus habilidades delante de los demás para poder pasar
desapercibidos.
– Ya veo.- dijo Takemaru- Has hecho un buen trabajo, Jaken.
– Gracias, señor Takemaru.

Tras una larga explicación, el capitán Hitsugaya acabo de contarles todo lo que se había hablado en la reunión de capitanes, es decir les había contado todo lo refenrenta a Takemaru de Setsuna, y sobre la espada que se encontraba sellada en la ciudad de Karakura. Cuando se acabo la charla, Yoruichi se levanto y se encamino hacía el sotano de la tienda.
– ¿A donde vas Yoruichi?- pregunto Ichigo.
– A la Sociedad de Almas.- contesto tajantemente la mujer.
– Yo también ire.- dijo Ichigo levantandose.
– ¿Qué tonterías estas diciendo, Kurosaki?- dijo el capitán Hitsugaya.
– Si ese tal Takemaru, se esconde en la Sociedad de Almas, habrá que ir allí, derrotarlo y se acabo el problema.- dijo Ichigo.
– Todos los capitanes están buscándolo, aunque te unieras a ellos, no aportarías mucho.- dijo Hitsugaya.
– ¿Como dices?
– El capitán Hitsugaya tiene razón, Kurasaki.- dijo Urahara- Lo mejor es que tu te quedes aquí, para proteger la ciudad. Si la zanpakuto de
Takemaru se encuentra sellada aquí en Karakura, vendrán a atacar la ciudad para conseguirla.
– ¿Y donde se encuentra esa espada?- pregunto Ichigo.
– No lo se.- contesto Hitsugaya.
– ¿Entonces como sabremos que lugar tenemos que defender?- dijo Ichigo alterándose.
– ¡Tranquiliza te Kurosaki!- dijo Urahara.
– He situado a mis hombres de la 10a división por toda la ciudad.- dijo el capitán Hitsugaya- Si algo sucede lo sabré inmediatamente.
– Bien, entonces por ahora no podemos hacer nada mas.- dijo Urahara. Ichigo y Rukia se marcharon de la tienda de Urahara cuando toda la
conversación acabo.
Volver arriba Ir abajo
 
Bleach History
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» cual espada serias (serie bleach)
» ¿Cuál es tu pareja de Bleach favorita?
» Bleach & Fairy Tail en Actualidad Manga y Anime
» Sirenas(Documental)
» Tonterías que he hecho en el IT

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
ForoxXxX :: Offtopic-
Cambiar a: